Hulk Smash

Robo Blast

Dios mío, llévame de la mano, te seguiré valientemente, apenas opondré resistencia. No me sustraeré a ninguna de las cosas que me sucedan en esta vida, intentaré aceptarlo todo y del mejor modo posible. Pero concédeme de vez en cuando un breve momento de paz. Ya no pensaré, en mi ingenuidad, que un momento así deba durar eternamente, sabré aceptar también la intranquilidad y la lucha. El calor y la seguridad me gustan, pero no me rebelaré si me toca pasar frío con tal de que tú me cojas de la mano. Entonces iré a todas partes e intentaré no tener miedo. Y allí donde me encuentre, buscaré irradiar un poco del amor verdadero por todos los hombres que llevo dentro.
¡La nostalgia hace que este presente, lo que siempre estuvo y no nos dimos cuenta!